Foto de escombros y un lado desplazado de la montaña, con automóviles en el fondo de la misma dañada parcialmente.
Main Content

Deslizamientos de tierra y avalanchas de escombros

Los deslizamientos de tierra pueden ocurrir en todos los estados y territorios de los EE. UU. y pueden originarse por diversos factores, como terremotos, tormentas, erupciones volcánicas, incendios y la modificación de la tierra por acción del ser humano. Los deslizamientos de tierra pueden ocurrir con rapidez, a menudo sin previo aviso; por lo tanto, la mejor manera de prepararse es mantenerse informado sobre los cambios en su hogar y en los alrededores que podrían indicar que es probable que se produzca un deslizamiento de tierra.

En un deslizamiento de tierra, masas de roca, tierra o escombros se deslizan por una pendiente. Las corrientes de lodo y escombros son ríos de roca, tierra y escombros saturados con agua. Se producen cuando el agua se acumula rápidamente en la tierra, durante lluvias intensas o cuando la nieve se derrite de manera rápida, lo cual hace que la tierra se transforme en un río de barro o “lodo líquido”. Pueden fluir rápidamente y azotar sin previo aviso a la velocidad de una avalancha. También pueden viajar varios kilómetros desde su origen, aumentando su tamaño a medida que avanzan y arrasan árboles, rocas, automóviles y otros materiales.

Los problemas de deslizamientos de tierra pueden tener lugar debido a un mal manejo de la tierra, particularmente en montañas, cañones y regiones costeras. En áreas que resultaron incendiadas, un nivel menor de precipitaciones puede originar deslizamientos de tierra. La zonificación del uso de la tierra, las inspecciones profesionales y un diseño adecuado pueden minimizar la incidencia de muchos problemas de deslizamientos de tierra, corrientes de lodo y avalanchas de escombros.

Antes de un deslizamiento de tierra

A continuación se incluyen las medidas que puede tomar para protegerse, proteger a su familia y proteger sus bienes de las consecuencias de un deslizamiento de tierra o avalancha de escombros:

  • Para comenzar a prepararse, debe preparar un kit de suministros de emergencia y elaborar un plan de comunicación familiar.
  • Como preparación para los deslizamientos de tierra, siga los procedimientos sobre el uso correcto de la tierra; evite construir cerca de pendientes pronunciadas, cerca del borde de una montaña, cerca de vías de drenaje o en valles de erosión natural.
  • Familiarícese con la superficie de su terreno a su alrededor. Comuníquese con los funcionarios locales para averiguar si han ocurrido avalanchas de escombros en su área. Las pendientes donde han ocurrido avalanchas de escombros probablemente vuelvan a sufrir este fenómeno en el futuro.
  • Obtenga una evaluación de la tierra de su vivienda.
  • Pídale consejos a un profesional sobre qué medidas preventivas adecuadas puede tomar en su vivienda o empresa, como instalaciones de tuberías flexibles que son más resistentes a las roturas.
  • Proteja su vivienda plantando una cubierta vegetal en las pendientes y construyendo muros de contención.
  • En áreas de corrientes de lodo, construya canales o muros de desviación que encaucen la corriente alrededor de las edificaciones. Sin embargo, tenga en cuenta que si construye muros para desviar las avalanchas de escombros y estas avalanchas desembocan en la vivienda de un vecino, usted puede ser responsable por los daños.
  • Si corre el riesgo de sufrir un deslizamiento de tierra, hable con su agente de seguros. Es posible que las avalanchas de escombros estén cubiertas por las pólizas de seguro por inundación del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones (NFIP, por sus siglas en inglés).

Cómo reconocer las señales de advertencia

  • Se producen cambios como marcas de drenaje del agua de tormenta en las pendientes (especialmente en los lugares donde convergen las aguas de lluvia), movimientos de tierra, pequeños deslizamientos, corrientes o árboles que se inclinan progresivamente.
  • Las puertas o ventanas se traban por primera vez.
  • Aparecen nuevas grietas en el yeso, los azulejos, los ladrillos o los cimientos.
  • Las paredes exteriores, pasillos o escaleras comienzan a separarse de la vivienda.
  • Lentamente se producen grietas cada vez mayores en el piso o en las áreas pavimentadas, como las calles o entradas para automóviles.
  • Se rompen las tuberías subterráneas de servicios públicos.
  • Aparece una protuberancia de tierra en la base de una pendiente.
  • Aparece agua en la superficie en lugares nuevos.
  • Las cercas, los muros de contención, los postes de servicios públicos o los árboles se inclinan o se mueven.
  • Cuando se acerca un deslizamiento de tierra, se oye un rugido débil que se hace cada vez más perceptible.
  • La tierra se desliza hacia abajo en una dirección y puede desviarse hacia esa dirección bajo sus pies.
  • Los sonidos inusuales, como el crujido de árboles o el golpeteo de rocas, pueden indicar el movimiento de escombros.
  • Al conducir, se ve pavimento derrumbado, lodo, rocas caídas y otros indicios de posibles avalanchas de escombros (los terraplenes a los costados de las carreteras son particularmente susceptibles a los deslizamientos de tierra).

Durante un deslizamiento de tierra

  • Durante una tormenta severa, manténgase alerta y despierto. Muchas muertes por deslizamientos de tierra ocurren mientras las personas duermen.
  • Escuche las estaciones de noticias locales en una radio a batería para enterarse de las advertencias de lluvia intensa.
  • Escuche por sonidos inusuales que puedan indicar el movimiento de escombros, como el crujido de árboles o el golpeteo de rocas.
  • Aléjese del trayecto de un deslizamiento de tierra o de un flujo de escombros lo más rápido que pueda. El peligro de un flujo de lodo aumenta cerca del cauce de una corriente y con lluvias intensas y prolongadas. Los flujos de lodo pueden moverse más rápido de lo que usted puede caminar o correr. Mire corriente arriba antes de cruzar un puente y no cruce el puente si se acerca un flujo de lodo.
  • Evite los valles de los ríos y las áreas bajas.
  • Si se encuentra cerca de una corriente o canal, esté atento a cualquier aumento o disminución repentina del flujo de agua y observe si el agua cambia de clara a turbia. Dichos cambios pueden significar que hay una actividad de flujo de escombros corriente arriba, de modo que prepárese para moverse rápidamente.
  • Encórvese y forme una bola apretada con su cuerpo y proteja su cabeza si no puede escapar.

Después de un deslizamiento de tierra

  • Diríjase a un refugio público designado si le indicaron que debe evacuar o si considera que no es seguro permanecer en su hogar. Envíe por mensaje de texto la palabra SHELTER (refugio) + su código postal al 43362 (4FEMA) para encontrar el refugio más cercano en su área (ejemplo: shelter 12345).
  • Manténgase alejado del área de deslizamiento. Existe el riesgo de que se produzcan más deslizamientos.
  • Escuche la radio o la televisión locales para conocer la información de emergencia más actualizada.
  • Tenga cuidado con las inundaciones que pueden producirse después de un deslizamiento de lodo o una avalancha de escombros. Con frecuencia, después de un deslizamiento de tierra o una avalancha de escombros pueden producirse inundaciones, ya que es posible que ambos eventos tengan el mismo origen.
  • Verifique si hay personas atrapadas o heridas cerca del deslizamiento, pero no ingrese directamente en el área afectada. Indíqueles a los rescatistas dónde se encuentran estas personas.
  • Busque tuberías y cables de servicios públicos rotos, y carreteras y vías ferroviarias dañadas y, si las hubiera, avise a las autoridades correspondientes. Informar sobre posibles peligros permitirá la desconexión oportuna de los servicios públicos, lo cual evitará más peligros y lesiones.
  • Verifique si hay daños en los cimientos, la chimenea y en la superficie de terreno circundante a su vivienda. Los daños en los cimientos, chimeneas o la superficie de terreno circundante pueden ayudar a evaluar la seguridad del área.
  • Vuelva a plantar en la superficie de terreno dañada lo antes posible, dado que la erosión provocada por la pérdida de la cubierta vegetal puede dar lugar a inundaciones repentinas y más deslizamientos de tierra en el futuro cercano.
  • Pida consejo a un especialista geotécnico para evaluar el riesgo de que se produzcan deslizamientos de tierra o para diseñar técnicas correctivas para reducir el riesgo. Un profesional podrá aconsejarle cuáles son las mejores formas de evitar o reducir el riesgo de deslizamiento de tierra sin crear otro tipo de riesgo.

Recursos disponibles